jueves, octubre 23, 2014, 5:16 pm

Cuba / Derechos Humanos

Los Sájarov cubanos, decoro de la nación

Activistas cubanos han ganado el prestigioso galardón del Parlamento Europeo en 3 de las 24 ocasiones en que se ha otorgado.

Payá, durante la ceremonia de los SájarovPayá, durante la ceremonia de los Sájarov
x
Payá, durante la ceremonia de los Sájarov
Payá, durante la ceremonia de los Sájarov
Es conocida la frase de José Martí sobre los hombres que en tiempos sin decoro llevan en sí el decoro de muchos hombres. A la patria del hombre de la Edad de Oro, sometida en los últimos 53 años a un aplastante totalitarismo, no le han faltado esos hombres y mujeres.

Prueba de ello es la proporción de opositores al totalitarismo de los hermanos Castro en Cuba que han sido distinguidos con el prestigioso Premio Sájarov a la Libertad de Pensamiento que concede cada año el Parlamento Europeo (PE). El primero de ellos lo recibió hace diez años.

Bautizada así en honor del científico y disidente soviético Andréi Sájarov, la distinción fue establecida en diciembre de 1985 por la Eurocámara, como una forma de homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y las libertades. La primera ceremonia de entrega tuvo lugar en 1988, cuando lo recibió el líder anti-apartheid y luego presidente de Sudáfrica Nelson Mandela.

Desde entonces, en tres de las 24 ocasiones en que se ha otorgado el Sájarov, los honores los recibieron activistas cubanos perseguidos por su labor en favor de la democracia y los derechos humanos.

2002: OSWALDO PAYÁ SARDIÑAS

Payá muestra su premio Andrei Sajarov en el Parlamento Europeo.Payá muestra su premio Andrei Sajarov en el Parlamento Europeo.
x
Payá muestra su premio Andrei Sajarov en el Parlamento Europeo.
Payá muestra su premio Andrei Sajarov en el Parlamento Europeo.
El primero de esos lauros otorgado a un cubano lo recibió personalmente, el 17 de diciembre del 2002, el líder del Movimiento Cristiano Liberación y creador del Proyecto Varela. Oswaldo Payá, quien falleció hace unos meses en un oscuro accidente de tránsito, fue el único laureado de la mayor de las Antillas que recibió autorización del gobierno para viajar a Estrasburgo a recoger el premio.

Al justificar la selección de Payá, el presidente del PE, Pat Cox, dijo que se le otorgaba el galardón como homenaje a su compromiso con la libertad de pensamiento, la democracia y la reconciliación del pueblo cubano. Un compromiso que había expresado trabajando incansablemente por el Proyecto Varela.

Al concebir dicho plan, el circunspecto ingeniero católico de la barriada de El Cerro estudió las posibilidades del marco jurídico y político vigente en Cuba para exigir un referéndum sobre elecciones libres, libertad de expresión, libertad para los presos políticos y libre empresa. La propuesta presentada a la Asamblea Nacional fue avalada por un total de 25.000 firmas de ciudadanos de la isla, que las respaldaron con sus números de carnet de identidad. El gobierno respondió con una legislación que declaraba irreversible el socialismo en la isla.

En la ceremonia en Estrasburgo, Payá pronunció ante los eurodiputados un brillante discurso de aceptación caracterizado por su pacifismo, su inclusividad y su vocación cristiana de perdón y reconciliación. Los eurodiputados presentes le tributaron una larga ovación.
Discurso de Payá
Discurso de Payái
|| 0:00:00
...
 
🔇
X


2005: LAS DAMAS DE BLANCO

Laura Pollán y otras Damas de Blanco escuchan por teléfono la ceremonia del Sajarov en Estrasburgo.Laura Pollán y otras Damas de Blanco escuchan por teléfono la ceremonia del Sajarov en Estrasburgo.
x
Laura Pollán y otras Damas de Blanco escuchan por teléfono la ceremonia del Sajarov en Estrasburgo.
Laura Pollán y otras Damas de Blanco escuchan por teléfono la ceremonia del Sajarov en Estrasburgo.
El grupo de mujeres familiares de los presos de conciencia encarcelados en Cuba durante la primavera negra del 2003 fue propuesto para el Sájarov al PE por los diputados españoles del Partido Popular Europeo Gerardo Galeote y José Ribeiro de Castro. Ellos señalaron que se trataba de un "grupo de mujeres en pie por los derechos de los presos políticos cubanos, protestando pacíficamente, vestidas de blanco como símbolo de paz y de la inocencia de sus maridos".

Desde poco después del encarcelamiento de sus 75 esposos, hijos, padres o hermanos, que fueran condenados a penas de hasta 28 años de prisión, estas valerosas cubanas empezaron a asistir cada domingo a misa, vestidas de blanco, en la iglesia de Santa Rita, y a desfilar luego pacíficamente por la cercana Quinta Avenida de Miramar, en silencioso reclamo de la liberación de sus seres queridos. Cuando podían, marchaban con un gladiolo en la mano.

Poco a poco, se convirtieron en un poderoso símbolo que atrajo la atención de la opinión pública y la prensa mundial.

Las Damas de Blanco compartieron el Sájarov 2005 con la abogada nigeriana defensora de los derechos de las mujeres Hauwa Ibrahim; y la organización defensora de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras.

Después de la inmensa impresión que causó Oswaldo Payá en 2002 en Estrasburgo, el gobierno de Cuba denegó a las Damas de Blanco los permisos a Miriam Leiva, Laura Pollán, Loida Valdés, Berta Soler y Julia Núñez, designadas por el movimiento para asistir a la entrega del Premio.

El presidente en funciones del PE, Josep Borrell, declaró entonces: "A pesar de todas las gestiones efectuadas, desgraciadamente las Damas de Blanco no han sido autorizadas a salir de Cuba para estar hoy con nosotros. Creo poder hablar en nombre de todo el Parlamento Europeo para lamentar y rechazar esta actitud de las autoridades cubanas (…) Organizaremos una sesión solemne cuando puedan dirigirse personalmente a nuestro pleno".

2010: GUILLERMO FARIÑAS

Una silla vacía con la bandera cubana representa al ausente Premio Sájarov Guillermo Fariñas.Una silla vacía con la bandera cubana representa al ausente Premio Sájarov Guillermo Fariñas.
x
Una silla vacía con la bandera cubana representa al ausente Premio Sájarov Guillermo Fariñas.
Una silla vacía con la bandera cubana representa al ausente Premio Sájarov Guillermo Fariñas.
Cuando las autoridades cubanas confrontaron en febrero de 2010 un clamor internacional de protesta por la muerte, al cabo de una larga huelga de hambre en prisión, del joven opositor Orlando Zapata Tamayo (a quien habían torturado y privado de agua para obligarle a desistir), tal vez calcularon que la repulsa se apagaría pronto. Se equivocaron.

Al día siguiente de conocerse el fallecimiento de Zapata, el sicólogo y periodista independiente villaclareño Guillermo Fariñas recogió la bandera del joven oriental, e inició en su domicilio de Santa Clara una huelga de hambre, en reclamo de la libertad de 26 presos políticos enfermos. Era su huelga de hambre número 24, y sería la más exitosa.

El ayuno que Fariñas comenzó el 24 de febrero se prolongó hasta el 8 de julio, después que el huelguista recibió seguridades de que el gobierno de Raúl Castro había accedido a liberar a 52 presos políticos, tras una mediación del ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, y de la Iglesia Católica cubana.
 
El Parlamento Europeo tomó nota. Como era de esperar, a Fariñas no se le permitió viajar para recibir el Premio Sájarov 2010, pero su ausencia fue marcada con una silla vacía orlada con la bandera cubana.

El presidente de turno del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, dijo durante la ceremonia: “A pesar de que activistas como Guillermo Fariñas son perseguidos y encarcelados, su voz no puede ser silenciada; el papel del Parlamento Europeo es difundir su voz. El Premio Sájarov es el símbolo de la lucha del Parlamento Europeo por los derechos humanos en el mundo. La silla vacía del ganador de este año es el mayor ejemplo de lo importante que es esta lucha”.

El sicólogo cubano utilizó su momento de atención mundial para, en un mensaje grabado, recordar a los europeos que no debían dejarse engañar “por los cantos de sirena de un cruel régimen de comunismo salvaje, cuya única aspiración tras aparentar supuestos cambios económicos, es que la Unión Europea levante la posición común”, una que condiciona desde 1996 una relación normal de los 27 con La Habana a mejoras en los derechos humanos.

COMO SE OTORGA EL PREMIO SÁJAROV A LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO

Los candidatos son nominados por los eurodiputados y los grupos políticos del Parlamento Europeo. De la lista de candidatos, la comisión de Asuntos Exteriores selecciona a tres "finalistas".

Posteriormente, los presidentes de los grupos políticos (la Conferencia de Presidentes) seleccionan uno o más ganadores. El premio es formalmente entregado por el presidente del Parlamento Europeo durante la sesión plenaria de diciembre, mes en el que se firmó en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El ganador recibe un certificado y un cheque de 50.000 euros.

Otros renombrados ganadores del galardón han sido: Aung Sang Suu Kyi, Birmania, 1990; Madres de la Plaza de Mayo, Argentina 1992;  y Wei Jingsheng, China, 1996.

En este año 2012 comparten el premio Sájarov la encarcelada abogada y activista pro derechos humanos iraní Nasrín Sotudé; y el también encarcelado y laureado cineasta de la misma nacionalidad Yafar Panahi.

Rolando Cartaya

rcartaya+bbg.gov

Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Más de este autor
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.