jueves, julio 24, 2014, 4:01 pm

El Mundo

Siria acusa a Israel de bombardear un centro de investigación militar

Habitantes de los alrededores de Damasco dijeron que seis misiles habían impactado el martes hacia las 23H30 locales (21H30 GMT) un centro de investigación de armas no convencionales en Al Hameh

Bombardeo en Siria. Archivo
Bombardeo en Siria. Archivo

Artículos relacionados

El ejército sirio anunció que la aviación israelí había "bombardeado directamente", al amanecer de este miércoles, un centro de investigaciones militares situado entre Damasco y la frontera libanesa, por primera vez en dos años de conflicto en Siria.
     
"Un avión de combate israelí violó nuestro espacio aéreo al amanecer y bombardeó directamente un centro de investigaciones sobre el mejoramiento de la resistencia y la autodefensa en la región de Jomrayah, en la provincia de Damasco", afirmó el ejército en un comunicado publicado por la agencia oficial Sana.
     
El ejército sirio indicó que dos empleados del lugar murieron y que cinco resultaron heridos. El centro de investigación tuvo "importantes daños" y el "edificio fue parcialmente destruido".
     
El texto agrega "que grupos terroristas intentaron en vano en varias ocasiones los últimos meses ingresar y controlar el lugar".
     
Este ataque, según el texto, prueba "a todos que Israel es el motor, el beneficiario y a veces el actor de actos terroristas contra Siria y su pueblo (...) en coordinación con los países que apoyan el terrorismo, dirigidos por Turquía y Qatar", continuó el ejército.
     
Habitantes de los alrededores de Damasco dijeron antes a la AFP que seis misiles habían impactado el martes hacia las 23H30 locales (21H30 GMT) un centro de investigación de armas no convencionales en Al Hameh a unos 15 km al noroeste de Damasco.
     
Interrogada por la AFP una portavoz del ejército israelí se rehusó a hacer comentarios, mientras que fuentes de seguridad afirmaron que este bombardeo tenía en la mira un convoy de armas en dirección de El Líbano, lo que desmintió Damasco.
     
El ejército libanés informó sobre una actividad aérea intensa en su territorio, afirmando que 16 aviones de combate israelíes habían ingresado en su espacio aéreo el martes.
     
En Washington, la Casa Blanca y el Departamento de Estado se rehusaron a hacer comentarios sobre la denunciada operación de Israel.

El jefe de la inteligencia militar israelí, el general Aviv Kochavi, se encuentra actualmente en Washington donde se reunió con el militar de más alto rango estadounidense, el general Martin Dempsey, indicaron a la AFP dos responsables estadounidenses de Defensa.
     
En tanto, el jefe de la coalición opositora siria, Ahmed Moaz al Jatib, causó sorpresa este miércoles al afirmar que estaba dispuesto a negociar, bajo condiciones, con representantes del régimen de Damasco.
     
"En señal de buena voluntad para una solución política a la crisis y para abrir el camino a un período de transición que ponga fin al derramamiento de sangre, anuncio que estoy dispuesto a negociaciones directas con representantes del régimen sirio en El Cairo, en Túnez o en Estambul", afirmó Jatib.
     
Jatib puso dos condiciones previas: la liberación de "las 160.000 personas" arrestadas durante la revuelta contra el régimen y la renovación de los pasaportes de los sirios en el extranjero por parte de las embajadas para que no sean detenidos a su regreso al país.
     
A pesar de asegurar que se trataba de una opinión personal, estas declaraciones provocaron el rechazo de una parte de la oposición, en especial del Consejo Nacional Sirio (CNS), principal componente de la Coalición.
     
El CNS subrayó en un comunicado que estas declaraciones "no reflejan de ninguna manera la posición de la Coalición y que van en contra de los principios fundadores de la Coalición (...) que rechaza discutir con el régimen".
     
El presidente sirio Bashar al Asad había propuesto a principios de enero un "diálogo nacional", considerado poco serio, para poner fin al conflicto que sacude al país, añadiendo que no discutiría con aquellos que se levantaron en armas contra el régimen.

La oposición había rechazado inmediatamente esta propuesta y pone como condición a todo diálogo la partida de Bashar al Asad.
     
El martes, la oposición tolerada por Damasco dijo estar dispuesta a mantener un diálogo sobre la aplicación del acuerdo de Ginebra que prevé una transición en Siria.
     
En el terreno, 102 personas murieron este miércoles, entre ellos 35 civiles, según una organización no gubernamental siria. El conflicto dejó más de 60.000 muertos desde marzo de 2011, según la ONU.
     
El miércoles, en una reunión auspiciada por la ONU en Kuwait, unos 60 países participantes prometieron donar un total de 1.500 millones de dólares en ayuda humanitaria a los sirios.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa