lunes, septiembre 01, 2014, 7:14 am

América Latina

Colombia: diálogo de paz a merced de la propaganda

Con el alto el fuego unilateral declarado desde La Habana por las FARC la guerrilla busca hacer más ruido que facilitar la negociación, según un comentario del diario El País.

Los negociadores del gobierno de Colombia y de las FARC (de espaldas en la foto) dialogan en La Habana.
Los negociadores del gobierno de Colombia y de las FARC (de espaldas en la foto) dialogan en La Habana.
El proceso de paz en Colombia, que arrancó el lunes en La Habana, se perfila especialmente abrupto, quizá incluso más de lo que esperaba el gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, según un comentario publicado por el diario español El País.

El artículo destaca el retraso de cuatro días con que dieron inicio las conversaciones porque la guerrilla “ha insistido en negociar de nuevo qué se va a negociar”.

También pone de relieve el alto el fuego unilateral decretado por las FARC y que a su juicio subraya el altísimo valor que estas otorgan a la vitrina “propagandística” que constituye el foro en la capital cubana.

Respecto a la tregua, señala que ya las había habido antes decretadas por las FARC, “pero esta –indica--es una pura búsqueda de efecto, más que un medio que facilite la negociación”.

Según El País, lo más grave que podría ocurrir “sería que las conversaciones se convirtieran en un mero pavoneo ante la opinión pública porque las FARC carecieran de verdadero propósito de enmienda”.

Cabría la posibilidad de obtener una paz positiva mediante la que, entre otras cosas, dice, se devuelva a sus propietarios los miles de predios ocupados o devastados por la guerrilla, o una paz negativa, que “significaría, en cambio, el fin de las hostilidades, aunque permanecieran las bases del conflicto”.

El comentario resalta que las encuestas cifran en 80 por ciento el apoyo de los colombianos al proceso de paz, pero idéntico número, puntualiza,  “se opone a la inmunidad penal de la guerrilla o el reconocimiento de sus propiedades mal habidas”.

De acuerdo con la columna de opinión, en el proceso negociador viven dos ideas contrapuestas del conflicto. “Y todos los presidentes colombianos de las últimas décadas han hecho ---añade--, aun con las mejores intenciones, marketing político de los procesos de paz”.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Más noticias

Fotogalería Cuba: retos de la educación en el nuevo curso escolar

El repasador es un soporte encontrado por los padres para reforzar la educación de los jóvenes y la sedimentación de los conocimientos de cara al futuro.
Más

El Ejército iraquí libera ciudad estratégica chií y evita una masacre

Otro objetivo de esta operación era evitar que los yihadistas suníes perpetraran una masacre entre la mayoría chií y turcomana que vive en Amirli.
Más

Senadora demócrata dice que Obama es "demasiado cauteloso"

En una entrevista en enero pasado Obama había calificado a los terroristas de Estado Islámico de Irak y el Levante, como "un equipo deportivo de la liga juvenil".
Más

Prensa brasileña exige "definiciones" a Marina Silva

"El simbolismo personal de la candidata hace que sus oscilaciones se disuelvan en el debate, pero todas sus ambigüedades precisan ser esclarecidas" dice un editorial de Folha de Sao Paulo, en el que se alerta sobre la "mística marinista".
Más

Cuba aplicará polémicos cambios aduaneros

Muchos creen que las más perjudicadas son las familias con miembros fuera de Cuba que acuden a la isla periódicamente cargados de regalos para aliviar la miseria en que las ha sumido más de medio siglo de comunismo.
Más

Pyongyang, la cara más moderna de un régimen anclado en el tiempo

Aunque poseer un vehículo es aún prohibitivo para los habitantes que dependen del sueldo estatal, las crecientes élites sociales de la capital viajan en taxi o se pasean en sus Pyeonhwa de fabricación local en los casos más modestos.
Más

Alemania advierte sobre amenaza terrorista

Al menos 400 alemanes han viajado a Siria e Irak para unirse a los grupos extremistas islámicos, pero la cifra real podría ser considerablemente mayor.
Más
Más artículos