jueves, agosto 28, 2014, 7:12 pm

El Mundo

El presidente de Egipto concentra más poder

El gobernante egipcio Mohamed Mursi, en "nombre de la revolución" asumió poderes judiciales, sumados al ejecutivo y legislativo que posee.

El presidente Mohamed Morsi (d) se reúne con el nuevo fiscal general Talat Ibrahim (i) en El Cairo, Egipto.
El presidente Mohamed Morsi (d) se reúne con el nuevo fiscal general Talat Ibrahim (i) en El Cairo, Egipto.
Agencias
El presidente egipcio Mohamed Mursi decidió este jueves reforzar sus poderes, sobre todo frente al aparato judicial, en nombre de la "defensa de la revolución", pero la oposición lo considera un "nuevo faraón".

"El presidente puede tomar cualquier decisión o medida para proteger la revolución", declaró el portavoz de la presidencia, Yaser Ali, que leyó una "declaración constitucional" por televisión.

“Las declaraciones constitucionales, decisiones y leyes emitidas por el presidente son definitivas y no pueden ser apeladas" en espera de una nueva Constitución, añadió.

Estas decisiones tienen por objetivo "limpiar las instituciones" y "destruir las infraestructuras del antiguo régimen", añadió refiriéndose a la época del presidente Hosni Mubarak, derrocado en febrero de 2011 por una revuelta popular.

Con esta finalidad declarada, solicitó "nuevas investigaciones y juicios" de los casos de asesinatos de manifestantes durante la revuelta del año pasado, lo que puede suponer una amenaza para algunos altos mandos militares o policiales, e incluso un nuevo proceso judicial para Mubarak, actualmente condenado a cadena perpetua.

El opositor Mohammed ElBaradei, exjefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y premio Nobel de la Paz, lo acusó inmediatamente de proclamarse "nuevo faraón". "Hoy Mursi usurpó todos los poderes y se proclamó nuevo faraón de Egipto. Un enorme golpe asestado a la revolución que podría tener consecuencias espantosas", escribió ElBaradei en Twitter.

Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes elegido en junio pasado, ya acumula el poder ejecutivo y el legislativo (la Cámara de los Diputados fue disuelta en junio) y mantiene relaciones tensas con una parte del aparato judicial.

Este jueves también decidió destituir al fiscal general, Abdel Meguid Mahmud, al que no había conseguido relevar del cargo hace un mes y designó en su puesto a Talaat Ibrahim Abdalá por un periodo de cuatro años.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa