lunes, septiembre 01, 2014, 3:32 am

El Mundo

Autoridad eclesial suní pide a Morsi suspender superpoderes

El Centro de Estudios Islámicos de Al Azhar solicitó, en un comunicado, la suspensión del acta que otorga más poderes a Morsi.

 Un tanque del ejército egipcio en las inmediaciones del Palacio Presidencial, donde se produjeron choques violentos entre partidarios y opositores del presidente egipcio, Mohamed Morsi.
Un tanque del ejército egipcio en las inmediaciones del Palacio Presidencial, donde se produjeron choques violentos entre partidarios y opositores del presidente egipcio, Mohamed Morsi.
La institución islámica de Al Azhar, la más importante del mundo suní, pidió hoy al presidente egipcio, Mohamed Morsi, que suspenda la declaración constitucional que blindó  sus poderes ante la Justicia y que ha desencadenado una ola de protestas y enfrentamientos.

El Centro de Estudios Islámicos de Al Azhar, encabezado por el imán de la institución, Ahmed al Tayeb, solicitó, en un comunicado, la suspensión del acta, emitida por Morsi el 22 de noviembre, y reiteró su llamamiento a que se celebre un diálogo nacional de inmediato en el que participen todas las fuerzas políticas.

Este órgano subrayó, además, que ese diálogo debe llevarse a cabo "sin condiciones previas".  Asimismo, instó a que se detengan todas las huelgas y manifestaciones en el país "para proteger la sangre de los hijos de la patria y crear el ambiente necesario para que el diálogo tenga éxito y vuelva la seguridad a Egipto".

Al Azhar consideró que la situación debe resolverse "de tal manera que se garantice la unidad del país y la paz entre los ciudadanos", y condenó el uso de la violencia y el derramamiento de sangre.

Al menos seis personas han muerto y centenares han resultado heridas en los choques, iniciados ayer, entre opositores y detractores de Morsi en las inmediaciones del palacio presidencial, cuyos alrededores han sido evacuados hoy por la Guardia Republicana.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa