viernes, octubre 31, 2014, 11:38 am

El Mundo

Club de París reduce deuda de Myanmar a la mitad

El gobierno birmano anunció el acuerdo suscrito con sus acreedores del Club de París, que se suma a la cancelación de la deuda por parte de Japón y Noruega,

Archivo - Puesto de cambio de divisas en Yangon, Myanmar.
Archivo - Puesto de cambio de divisas en Yangon, Myanmar.
Agencias
El acuerdo, suscrito el viernes, reduce la deuda externa de Birmania en unos 6.000 millones de dólares, según un comunicado publicado por el diario oficialista New Light of Myanmar.

Japón borra 3.000 millones de dólares y Noruega otros 534 millones. El resto de la deuda se reescalonará a 15 años. "Otros prestamistas bilaterales debería hacer otro tanto, con nuevas anulaciones de deudas en los próximos seis meses", precisó el texto.

El gesto del Club de París, un grupo informal de acreedores públicos en el que figuran Estados Unidos, Japón y varios países europeos representa el inicio de una nueva era en la que "Birmania se compromete a cooperar plenamente con todos los miembros del Club de París", según el ministro de Finanzas, Win Shein.

Al mismo tiempo, el régimen de Naypyidaw abonó un total de 900 millones de atrasos al Banco Mundial (BM) y al Banco Asiático de Desarrollo mediante un préstamo puente de Japón, lo cual facilitará la reanudación de la ayuda internacional después de un largo paréntesis.

"Birmania ha recorrido un largo camino en su transformación económica", señaló la directora del BM en Birmania, Annette Dixon, al tiempo que señalaba que quedaba "mucho por hacer". El nuevo régimen del presidente y exgeneral Thein Sein, en el poder desde hace casi dos años, ha sorprendido al mundo con un ambicioso plan de reformas políticas y económicas, tras la salida sin violencia de la junta militar después de medio siglo de dictadura.

Con la elección parlamentaria de la exdisidente Aung San Suu Kyi y la puesta en libertad de decenas de presos políticos, las autoridades birmanas han obtenido la anulación o suspensión de las sanciones occidentales y la visita a finales de 2012 del presidente estadounidense recién reelegido Barack Obama.

En el plano económico, el Parlamento examina un proyecto de ley para garantizar la independencia del Banco Central. El Gobierno ya ha adoptado la unificación de los múltiples tipos de cambio que paralizaban sus divisa, el kyat, y adoptó una ley sobre inversión extranjera.

Según ese documento, el país ha registrado un crecimiento del 5,5% el año fiscal 2011-2012 (de abril a marzo) y debería ser del 6,25% en 2012-2013.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa