jueves, abril 24, 2014, 9:07 pm

Opiniones / Iván García

¿Por qué la disidencia no es un referente para el cubano de a pie?

Mis vecinos piensan exactamente igual que Oswaldo Payá o Antonio Rodiles. Están tan molestos con el gobierno de los hermanos Castro como cualquier disidente.

Opositores reunidos en La Habana
Opositores reunidos en La Habana
Tamaño del texto - +
No son pocas las noches que debo escuchar unas cuantas quejas y críticas subidas de tono hacia el régimen del General Raúl Castro. Las causas de los disgustos son variadas. Desde lo difícil de llevar comida a la mesa por los altos precios de los productos básicos y los bajos salarios, hasta la absurda doble moneda, la ineficacia del aparato judicial, la burocracia letal y la corrupción en todos los niveles de la vida.

Por menos que eso, les digo, en cualquier país del mundo la gente se tira a la calle a protestar. En Cuba no. Las personas prefieren tomar de tribuna la sala de su casa. Y puertas adentro y en voz baja, no se cansan de lamentarse de su mala suerte.

Cuando usted les pregunta por qué no se sindicalizan de forma independiente, en el caso de los trabajadores, o las amas de casa salen a la calle con las cazuelas vacías, a hacer ruido por la carestía de la canasta básica, todos ponen caras largas. Invariablemente la respuesta es: “Yo no soy un héroe”. Y en el mejor de los casos: “Si otros lo hacen yo me sumaría”.

¿Por qué no se asocian a un grupo opositor?, vuelvo a indagar. Para no confesar su temor, suelen decir que "no desean poner en riesgo a su familia". O que no confían en la disidencia o que a ellos ningún opositor se les ha acercado.

Ése es un punto interesante. Es raro que en un barrio de La Habana -menciono la capital por ser donde vivo-, no resida un disidente. La mayoría de los opositores sufren las mismas carencias que los ciudadanos comunes. Incluso más. Pues por lo general son acosados por los servicios especiales.

Mi apreciación es que la oposición cubana no ha sabido aprovechar el evidente descontento popular para sumar adeptos.

Viven enclaustrados en un mundillo por ellos mismos creados, salvo contadas excepciones. Es el mundillo de las charlas, academias, videos y encuentros. Sí, es cierto que sus artículos y documentos son redactados en la isla, pero generalmente solamente los leen los agentes encargados de vigilarlos o los periodistas y blogueros autorizados por el gobierno para replicarles. Un círculo vicioso estéril.

Los cubanos de a pie ni siquiera se enteran de qué va el asunto. Mientras, siguen disgustados por estar dos horas en una parada para abordar el ómnibus. Se quejan de todo. La pésima elaboración del pan. Cómo los contenedores de basura se desbordan. Las calles convertidas en ríos por los innumerables salideros.

No creo que Manuel Lagarde o Enrique Ubieta, defensores a ultranza del régimen, desconozcan que sus vecinos están irritados por la mala calidad de la educación y la salud pública.

Ocho de cada diez personas con las cuales hablo, están descontentos con los Castro. La oposición nunca ha sabido capitalizar ese enojo.

Está más preocupada en que sus planes e intenciones se conozcan fuera de las fronteras cubanas. Y apenas realizan trabajo comunitario local, a no ser la Red de Comunicadores Comunitarios que preside Martha Beatriz Roque y grupos apenas conocidos en provincias del interior.

Es cierto que la Seguridad del Estado, entre el acoso, los topos infiltrados y su misión de dividir, les hace más fastidiosa y complicada su labor.

Los medios del régimen no le dan espacio a la disidencia para que puedan emitir sus puntos de vista. Y no lo harán. Por tanto, ese espacio hay que ganárselo a pulso. La labor de un partido opositor es captar miembros.

Creo que no es muy difícil encontrar gente dispuesta a escucharlos. Debiera la disidencia enfocarse más en los problemas de sus vecinos del barrio. Que constituyen un aliado natural.

Cierto que alistar a cubanos escépticos con la política sí no es tarea fácil. Los políticos no están de moda, ni en Cuba ni en otras naciones. Y muchos indignados criollos ven también a la disidencia como una banda de vividores y oportunistas.

Es el mensaje que el gobierno ha trasmitido durante años. Desmontarlo no es simple. Y el comportamiento de determinados disidentes tampoco ayuda.
No son pocos los que se enrolan en la oposición para, a la vuelta de un tiempo, ganarse el status de refugiado político. Existe una disidencia golondrina.

Y algunos que resisten y combaten con sus ideas al régimen dentro de la isla, se han transformado en narcisistas de libro. Para ellos, los proyectos políticos son válidos solamente si ellos los han redactado. Los otros proyectos no cuentan. O sí. Para descalificarlos.

Noto una tendencia preocupante entre algunos disidentes. Están usando las mismas armas del régimen. Conmigo todo, fuera de mí. nada. Y las calumnias entre ellos son muy frecuentes. Cuando alguien no les rinde pleitesía o no comparte sus teorías, lo primero que sueltan es: “Fulano es agente de la seguridad”.

Sin aportar pruebas. Es la manera más rápida de etiquetar a un adversario de criterios. Por esa vía, nada sacarán en limpio. Es el régimen quien gana puntos teniendo todo el tiempo a los disidentes fajándose entre sí.

La oposición cubana se asemeja a una pasarela de vanidades. Y siento escribir de esa manera. Pero cada vez que acudo a un evento o charlo con algunos opositores me quedo con un mal sabor de boca.

Las descalificaciones entre unos y otros son patológicas. Si hasta el momento no han sido un referente válido para la ciudadanía, en parte ha sido por su propia culpa.

Si uno no se respeta, no puede exigir respeto. Esas miserias humanas debieran echarse a un lado. Por encima de egos y protagonismos está el futuro de Cuba.

No queda mucho tiempo para cambiar de táctica. Mientras, los gobernantes de verde olivo hacen lo suyo. Y trazan su estrategia intentando colonizar a la disidencia.

Mis vecinos quieren un cambio de gobierno y de sistema. No confían en los hermanos Castro. Tampoco en la disidencia. La oposición ha hecho muy poco para sumarlos a su causa.

Iván García Quintero

ivangquintero+yahoo.es

Nació en La Habana, el 15 de agosto de 1965. Hijo de la periodista Tania Quintero Antúnez y del abogado, ya fallecido, Rafael García Himely. Después de pasar el servicio militar, no concluyó la enseñanza preuniversitaria, dedicándose a los más variados oficios, desde ayudante en una imprenta y aprendiz de plomería, hasta asistente de programas en la Redacción de Programas Especiales de la Televisión Cubana. En 1995 logró su sueño de incorporarse a una profesión que no le era ajena, el periodismo. Ese año fue admitido en Cuba Press, agencia de periodismo independiente fundada por el poeta y escritor Raúl Rivero el 23 de septiembre de 1995. Su gran afición por los deportes le permitió crear la sección Minideportivas de Cuba Press, única en el incipiente periodismo independiente cubano. A su formación autodidacta contribuyeron los talleres de prensa impartidos por Raúl Rivero, y lecturas como El Libro de Estilo de El País; manuales de la agencia EFE; publicaciones del Programa Latinoamericano de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida y la revistas Veja y Newsweek en Español, entre otros. Cuatro años antes de comenzar a escribir como periodista independiente, en marzo de 1991, estuvo dos semanas detenido en Villa Marista, cuartel general del Departamento de Seguridad del Estado, acusado de "propaganda enemiga". No fue enjuiciado, pero a partir de ese año, por cualquier motivo era detenido, la última vez, el 22 de octubre de 2008, según relatara en Estado de sitio. Ha sido colaborador de Encuentro en la Red, la Revista Hispano Cubana y la web de la Sociedad Interamericana de Prensa. Fue miembro de la Sociedad de Periodismo Manuel Márquez Sterling, creada en 2001 y dirigida por Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión en abril de 2003 y excarcelado y desterrado a España en julio de 2010. A partir del 28 de enero de 2009 empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Desde octubre de 2009 es colaborador del periódico El Mundo/América y desde febrero de 2011 también publica en Diario de Cuba. Tiene esposa y una hija, nacida el 3 de febrero de 2003.
El blog de Iván García y sus amigos
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: jorge francy De:: u.s.a
junio 27, 2012 13:56
esas criticas no lo veo de ningun disidente , es mas un espia del regimen que quiere dividir a la heroica dicidencia dentro de la isla , fuera del agua todo el mundo nada bien , las damas de blanco son heroinas , farinnas es un heroe , zapata ,wilmar an muerto luchando , cuidado opositores el regimen va usar todas sus artimannas para devilitarlos , ellos estan en sus ultimos tiempos y estan desesperado , ojo , mucho ojo .

por:: jose De:: canada
junio 27, 2012 14:42
Sr. Ivan Garcia: quiero felicitarlo por su articulo,cdo lo leia me veia retratado en el, no es solo que yo me opusiera al regimen comunista es mucho mas que eso, he odiado, aborrecido, despreciado todo lo relacionado con esa dictadura,sufri exactamente 13870 dias bajo el absurdo castrocomunismo, intente lo inimaginable para oponerme al regimen,por suerte y desgracia era un profecional altamente calificado(suerte pues las que "me dejaron pasar" fue por eso, desgracia por que me sentia que mientras mas me preparaba,mas me explotaban en todos los sentidos,incluyendo politicamente). Hasta que mi situacion fue realmente insostenible y en extremo peligrosa en la isla, habia provocado la ira de los dioses y querian a toda costa que pagara por ellos, intente por anos hacer las cosas inteligentemente,me refiero a unirme a la oposicion organizada, pero fue imposible, pues esa, si existe, yo no la conoci, llegue a pensar que toda esta oposicion esta manipulada y dirigida por la seguridad del estado, no tienen idea las veces que por solo expresar lo que pensaba fui catalogado de "seguroso", termine haciendo el absurdo mas grande del mundo(opositor por cuenta propia),tuve que abandonar finalmente el pais,pues supe lo que era de verdad la persecusion politica, no la de bombo y platillo, la verdadera,la que no tienes para donde huir, la que eres traicionado por los que comian en tu plato y por los que tu intentabas luchar, la que sabes que si caes no tendras apoyo de absolutamente nadie, jugue mi ultima carta y sali en un bote con la seguridad a menos de 2 h de distancia, finalmente pude llegar a tierras de libertad, cada vez que oigo la palabra disidencia, el sabor que recuerdo es muy parecido al de la hiel, ojala esto cambie y la oposicion tome el rumbo que ud propone, para que hayan menos que como yo, nos quede la insatisfaccion de no haber hecho lo suficiente.

por:: Maurilio Perez De:: Miami fl Usa
junio 27, 2012 14:44
Ese es su análisis de la situación cubana. Pero ese análisis es alto conocido es el punto de vista de la vieja derecha que ya fue derrotada por el pueblo cubano.

Su punta de lanza es Marta Beatriz Roque: Pero ese no es el del pueblo cubano. A mi entender es otro muy diferente.
Los que dividen a la disidencia y a los cubanos de la diáspora no es ni siquiera el tirano que esta completa-mente desprestigiado, si no que son los los viejos políticos de la extrema derecha del exilio y sus apologistas. Por que afirmo esto? sencilla-mente porque ellos son los que mas obstrucciones causan a cualquier formacion de un frente amplio donde quepamos todos los cubanos.

La vieja extrema derecha no tiene ningún apoyo de ni en la Isla ni en el exilio pero se empecina en querer dirigir la lucha contra la tiranía y la realidad es que la tiranía tiene mucho mas simpatía entre los cubanos que la vieja derecha derrotada de ayer. Por tanto mientras no se derroten a los los dinosaurios de ayer no se podrá derrotar a la tiranía de los Castros.

por:: anibal De:: usa
junio 27, 2012 23:40
Me identifico con este articulo muy bien,al igual que por lo dicho por jose de canada;...la primera sensacion que tuve,recuerdo,cuando llegue a la oposicion fue indescriptiblemente grande,era una acto valiente y veia yo a las personas con un razonamiento y fuerza que hacia rato veia en mi y eso hizo quedarme;....pero al pasar el tiempo descubri todo lo que este articulo dice y confirma....aquel lider politico comenso a hacer huso de cosas que me recordaron los castrados y no puedo olvidar lo que se asento en mi mente....y posiblemente pase esto por la mente de las personas que no se suman...'que hago aqui?(me dige).....el comun diria,..mas vale malo conocido,que malo por conocer....;pero en verdad el culpable no era ese lider,sino todos lo que vieron lo que yo y no reaccionaron...hice como jose de canada,..disidente independiente...aunque ratifico que recibi apoyo y ayuda cuando mi situacion se hizo insostenible...y fue lo que quedo

por:: elias De:: habana
junio 28, 2012 08:43
hay muchos puntos importantes en el articulo... uno de ellos es el miedo. nadie queire exponer a su familia a los crimenes de la dictadura y por eso intenta sobrevivir o intenta escapar al extranjero... pero no intentan luchar (no intentamos)... desgraciadamente hay otra verdad en el articulo: "la oposición cubana no ha sabido aprovechar el evidente descontento popular para sumar adeptos". internet solo lo leen algunos. la disidencia debe buscar otros modos de hacerse ver... con musica como hicieron los aldeanos... con grafittis como hace El sexto... con revistas como la conocida Miscelanea.. con papeles repartidos en las calles... no sé... pero algo que se mueve mejor de mano en mano, y que sea visible.
Responder

por:: Pedro A. Diaz De:: Miami
junio 28, 2012 18:43
No se de dónde escribe este arículo el Sr , Iván García. No se si es Iván García Carrillo, expreso de los 75. Si es este último no creo que tenga la suficiente moral para hablar de la disidencia interna, pues él, después de haber salido de prisión no ha hecho nada o lo suficiente para lograr lo que él critica.
Por otro lado, todos sabemos lo que hace el gobierno cubano: infiltrar la disidencia.
Es cierto que hay ciertas discrepancias entre opositores, pero eso sucede en todas los grupos, incluso en el Exilio. No podemos negar, nunca jamas, el trabajo heroico y valiente de las "Damas de Blanco", del Sr. José Daniel Ferrer, que desde que salio de la prisión, ha revolucionado al oriente cubano, o al Sr. Jorge L. García Pérez (Antunez), su Esposa Iris Támara Pérez y tantos cientos de opositores que luchan dentro de la Isla y, "ni se callan ni se van de Cuba"
Es muy fácil hablar, descalificar y criticar a los opositores desde cómodas oficinas o fuera del agua o haciendo menos de lo que se puede.
A los que critican yo les diría lo que dijo nuestro Apóstol: "Si no tienes el valor de sacrificarte , al menos has de tener el pudor de callarte ante los que se sacrifican"
No creo en la sinceridad de los que critican de esa forma a la oposición interna.
Atte. Pedro Antonio

por:: Laura De:: Rodriguez
junio 28, 2012 16:02
Oposicion Literal:
Tienes que decir lo mismo y exactamente como yo lo digo.
La Oposicion en Cuba, los Disidentes en Cuba, y los cubanos fuera de Cuba sufrimos de este mismo mal.
Acaso se nos fue arrancado el estado de Opinion al nacer en Cuba?
Creo que todos deberiamos respetar el "derecho" de Opinar de cada quien.
Es facil escuchar a Cubanos discutiendo sobre un tema donde el otro le diga "Estas totalmente equivocado" en vez de "Yo no opino lo mismo que usted" aun, cuando los dos hablan de lo mismo con distintas palabras.
Es tambien muy comun leer los diferentes argumentos que tenemos sobre el mismo lado del tema y, por usar palabras diferentes, somos tildados de "todo".
Dentro de Cuba es aun mas marcado cuando tenemos dudas de la persona que nos escucha.
Como la gente comun puede llegar a entrar a la disidencia si las verificaciones son tan extrictas e iguales que el proceso del partido?
Los Opositores ya conocidos fuera de Cuba son igual de conocidos por los miembros de la Seguridad del Estado Cubano. Entonces, Por que no se hacen conocer con la poblacion comun?
Porque el comun no habla exactamente igual a lo que quieren oir.