viernes, abril 18, 2014, 8:46 pm

El Mundo

A la presidencia de Corea la hija de un ex general golpista

Park Geun-hye, es la hija del general Park Chung-hee, quien por 18 años dirigió Corea del Sur y sus críticos le consideran un violador de los derechos humanos.

 La candidata conservadora Park Geun-hye saluda a sus seguidores a su llegada a la sede del partido Saenuri en Seúl, Corea del Sur, el 19 de diciembre del 2012.
La candidata conservadora Park Geun-hye saluda a sus seguidores a su llegada a la sede del partido Saenuri en Seúl, Corea del Sur, el 19 de diciembre del 2012.
Tamaño del texto - +
Agencias
La hija del ex mandatario militar de Corea del Sur ganó las elecciones presidenciales del miércoles, convirtiéndola en la primera jefa de Estado del país, mientras prometió trabajar por reparar a una sociedad dividida.

La conservadora de 60 años, Park Geun-hye, regresará al palacio presidencial en Seúl donde ocupó el puesto de primera dama de su padre en la década de 1970, después de que la madre de Park fuera asesinada por un hombre armado respaldado por
Corea del Norte.

Con más del 88 por ciento de los votos escrutados, Park lideró con un 51,6 por ciento, frente a un 48 por ciento de su rival de izquierda, el abogado defensor de los derechos humanos Moon Jae-in, lo que le da a Park un liderazgo irrefutable que obligó a Moon a admitir su derrota.

Sus alborozados simpatizantes desafiaron la temperaturas bajo cero para corear su nombre y ondear banderas surcoreanas a las afueras de su residencia. Cuando llegó a la sede central de su partido, Park fue recibida por personas que coreaban la
palabra "presidente".

Una eufórica Park se acercó a la multitud para estrechar las manos de sus simpatizantes que usaban bufandas rojas, el color de su partido. 

Park asumirá un mandato único en febrero del 2013 y deberá asumir de inmediato el reto de una Corea del Norte hostil, además de tener que gestionar una economía cuyo ritmo de crecimiento se ha desacelerado desde el promedio del 5,5 por ciento en los últimos 50 años a alrededor del 2 por ciento.

Soltera y sin hijos, asegura que su vida está dedicada a su país. El legado de su padre, Park Chung-hee, que gobernó Corea del Sur durante 18 años y transformó el país desde las ruinas tras la guerra de Corea entre 1950-1953 en una potencia industrial, todavía divide a sus habitantes.

Para muchos conservadores, es el gran presidente de Corea del Sur y la elección de su hija reivindicaría su mandato. Sus oponentes lo califican como un "dictador" que pisoteó los derechos humanos y asfixió a la disidencia.   

Park ha pasado 15 años en política como una de las principales diputadas del partido Saenuri, que ha ocupado el poder, aunque sus intenciones son imprecisas. Ella ha citado a la ex primer ministra británica Margaret Thatcher, una dura defensora del libre mercado, como su modelo a seguir así como a Angela Merkel, la conservadora canciller alemana que es la líder más poderosa de Europa.

La electa gobernante dice que negociará con Kim Jong-un, el joven líder de Corea del Norte que acaba de celebrar un año en el poder, pero quiere que su empobrecido y aislado vecino abandone su programa de armas nucleares como condición para ayudarla, algo a lo que se niega Pyongyang.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.