jueves, octubre 30, 2014, 1:30 pm

El Mundo

Pyongyang amenaza con represalias "sin piedad" a Seúl

La agencia oficial de noticias norcoreana (KCNA) reiteró que la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y respaldada por Corea del Sur equivale a una "declaración de guerra"

Fotografía de archivo de tanques norcoreanos.
Fotografía de archivo de tanques norcoreanos.
Corea del Norte prometió este martes represalias "sin piedad" contra Corea del Sur por su apoyo a las sanciones de Naciones Unidas, que calificó de "despreciable".
     
Las amenazas casi diarias de Corea del Norte, que se dispone a realizar una prueba nuclear como respuesta a las sanciones, tensaron la semana pasada la complicada relación entre ambos países de la península coreana. Seúl, por su parte, urgió a Pyongyang a dar un paso atrás en su esperada prueba nuclear.
     
En una reseña publicada este martes, la agencia oficial de noticias norcoreana (KCNA) reiteró que la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas equivale a una "declaración de guerra".
     
KCNA, que calificó de "despreciable" el apoyo de Corea del Sur a la resolución, dijo que era un acto de provocación burda que no debe quedar sin respuesta. "Los provocadores conocerán sólo violentos golpes sin piedad", añadió.
     
La reseña no mencionó específicamente la prueba nuclear anunciada la semana pasada por la norcoreana Comisión Nacional de Defensa, máximo órgano militar de Corea del Norte.
     
En Seúl, el ministerio de Relaciones Exteriores señaló que la resolución de las Naciones Unidas advertía de "medidas significativas" contra el Norte si procedía con otra prueba.
     
Funcionarios de Defensa surcoreanos creen que el Norte es capaz de llevar a cabo una prueba nuclear "en cualquier momento", por lo que anunciaron el martes la creación de un grupo de trabajo especial encargado de vigilar el lugar de las dos pruebas norcoreanas realizadas en 2006 y 2009.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa