miércoles, agosto 27, 2014, 4:50 am

Opiniones / Joan Antoni Guerrero

Blogs fundamentalistas

Hoy por hoy, los blogs y medios de Internet que abordan la realidad de Cuba parecen el parlamento cubano más sincero, el que finalmente ha tomado las funciones de discusión sobre las cuestiones fundamentales para el futuro del país.

x

¿Hay fundamentalismo entre los blogueros cubanos? ¿Y mercernarismo? ¿Existen matices entre los blogueros oficialistas, es decir, aquellos que usan plataformas gubernamentales con propósitos meramente propagandísticos, y aquellos que se valen de las mismas plataformas pero que no son tan abiertamente progubernamentales? Probablemente, sí, existen matices. Pero desde una esfera oficial en un país de esquema único no parece que esa independencia pueda ser compaginable.

Me hago esta pregunta a raíz de la lectura de un artículo de Dariela Aquique, colaboradora del sitio independiente escrito por cubanos desde la Isla, Havana Times, en el que precisamente construía un mapa global de la blogosfera cubana donde catalogaba bajo el título de "blogs fundamentalistas" a un grupo de bitacoras oficiales, frente a otras que, en cambio, sin salirse del coto oficialista, la autora marcaba paradójicamente como "oficialistas independientes". Y bajo este paraguas citaba algunos títulos como el blog Segunda Cita del cantautor Silvio Rodríguez.

Está claro que la categoría de fundamentalistas para algunos blogueros del régimen es más que acertada si atendemos a la idea de que es fundamentalista todo aquel que demanda una "exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o práctica establecida" (según dice el diccionario). En el caso de Cuba, es fácil identificar que los blogs fundamentalistas defienden el sistema a capa y espada, ni que en esta defensa tengan que, además, justificar cualquier atrocidad como es la muerte de inocentes en huelgas de hambre. Además, como Cuba se ha convertido en la Meca de la izquierda  recalcitrante, y esa fe revolucionaria mantiene la llama encendida, qué mejor que los blogs oficialistas fundamentalistas para conectar con sus fieles alrededor del mundo. Así pues, estos blogs trabajan intensivamente con este propósito.

Pero obviamente hay otros blogueros que no entran en ese juego y, a pesar de las dificultades de expresarse libremente en un entorno como el castrismo oficialista, intentan defender su personalidad, algo que pasa por silenciar temas fundamentales de la actualidad del país que históricamente tampoco han tenido cabida en los medios oficiales. La definición de Aquique sobre los blogueros oficialistas fundamentalistas es muy acertada pero en cambio no creo que sea posible ser independiente a la vez que oficialista. Aquique pone a los blogs cubanos no gubernamentales en la categoría -entre interrogantes- de "¿mercenarios?" -a la vez que "satanizados"-, y bajo ese espectro se incluirían bitacoras de la plataforma Voces Cubanas, iniciada por Yoani Sánchez, entre otras. Curiosamente, encasilla la plataforma en la que ella publica su artículo, Havana Times, como parte de la categoría de blogs "solo independientes", los cuales se definirían por ser extraoficiales y alternativos pero no necesariamente disidentes. Es decir, parece que se puede ser independiente siempre que no se sea disidente. Si se cae en la tentación disidente te adjudicarán las etiquetas más feas.

La clasificación de la blogosfera cubana se está complicando por momentos. Hace tiempo que se vienen publicando artículos al respecto y parece ser que será un ámbito del que se hablará mucho más en el futuro. Y no es para menos. Hoy por hoy, los blogs y medios de Internet que abordan la realidad de Cuba parecen el parlamento cubano más sincero, el que finalmente ha tomado las funciones de discusión sobre las cuestiones fundamentales para el futuro del país. Los blogs han hecho posible lo que en Cuba es imposible desde hace tiempo, incluso han pasado por encima del castrismo y cada día cogen más empuje. Esperemos que pronto no tengan que ser clasificados con las etiquetas actuales, pues en realidad el mundo de los blogs solo soporta una, y esta es sin duda la de la libertad. Algo que sí se defiende hasta el extremo. Y hoy en Cuba existen dos grupos de blogs: los que defienden el statu quo frente a los que reclaman un marco de libertad.