miércoles, octubre 01, 2014, 10:21 pm

Opiniones / Alvaro Alba

Ofensiva rusa sobre el Medio Oriente

Ahora la cancillería rusa ha organizado el llamado Foro de Cooperación ruso-árabe, en clara maniobra para restablecer su posición y mejorar su imagen en el Medio Oriente.

 El ministro ruso de Exteriores Sergei Lavrov (centro), el secretario general de la Liga Árabe Nabil al Arabi (2ºdcha), el ministro iraquí de Exteriores Hoshyar Zebari (dcha), el ministro libanés de Exteriores Adnan Mansour (2ºizda) y el ministro egipcio El ministro ruso de Exteriores Sergei Lavrov (centro), el secretario general de la Liga Árabe Nabil al Arabi (2ºdcha), el ministro iraquí de Exteriores Hoshyar Zebari (dcha), el ministro libanés de Exteriores Adnan Mansour (2ºizda) y el ministro egipcio
x
 El ministro ruso de Exteriores Sergei Lavrov (centro), el secretario general de la Liga Árabe Nabil al Arabi (2ºdcha), el ministro iraquí de Exteriores Hoshyar Zebari (dcha), el ministro libanés de Exteriores Adnan Mansour (2ºizda) y el ministro egipcio
El ministro ruso de Exteriores Sergei Lavrov (centro), el secretario general de la Liga Árabe Nabil al Arabi (2ºdcha), el ministro iraquí de Exteriores Hoshyar Zebari (dcha), el ministro libanés de Exteriores Adnan Mansour (2ºizda) y el ministro egipcio
La cancillería rusa ha emprendido una ofensiva entre los países árabes para recobrar su imagen. Por décadas, en las capitales árabes se veía a Moscú como un aliado. Esa percepción cambió tras la Primavera Árabe, cuando el Kremlin iba apostando por los dictadores de la región.

Los lazos económicos, políticos y militares de Rusia con Gadafi y ahora con Assad han motivado que en numerosas ciudades árabes quemen la bandera rusa con la misma frecuencia que la israelí o la estadounidense.

Ahora la cancillería rusa ha organizado el llamado Foro de Cooperación ruso-árabe, en clara maniobra para restablecer su posición y mejorar su imagen en el Medio Oriente.

El tema de Siria es el escogido por los rusos para reescribir su historia, ahora buscando una mesa para sentar a la oposición y al gobierno.

Otros temas que Rusia quiere poner en la agenda de ese foro es el diálogo entre israelíes y palestinos y convocar una conferencia sobre una zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente.

Las iniciativas de Rusia en la zona han tenido poco impacto en los últimos años y los analistas no creen que ahora sean productivas y las tres propuestas rusas no tendrán resonancia en los oídos de los árabes.

En el caso de Siria, debido al impasse existente, el canciller Serguei Lavrov cree que es el momento preciso de limpiar la honra y llevar a las dos partes a un acuerdo.

Con esa meta se ha lanzado de lleno a una carrera contra reloj y busca el apoyo del presidente de la Liga Árabe, Moussa Nabil al-Arabi, un viejo aliado de Moscú en la retórica antioccidental.

Y es que el Medio Oriente es una de las zonas que escogió el nuevo secretario de Estado, John Kerry para estrenar el cargo. La gira comienza el 24 de febrero y finaliza el 6 de marzo, visitando el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Turquía, Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Qatar. En una reciente conversación telefónica entre los dos jefes de la diplomacia, rusa y estadounidense, Siria fue uno de los temas tratados.

Moscú intenta adelantarse a las iniciativas que podría presentar el novato jefe de la diplomacia estadounidense a los líderes de la oposición siria cuando se reúna con ellos en Roma, durante la gira. Los opositores sirios han declinado reiteradas invitaciones de Moscú para que ellos visiten la capital rusa y escuchen los planes del Kremlin para mediar en la crisis. 

Los organizadores del Foro de Cooperación ruso-árabe afirmaron que buscan convencer a las autoridades sirias para que se encuentre una salida pacífica a la crisis o por lo menos un diálogo viable. Hasta el momento ese ha sido el único pedido que han hecho los árabes asistentes al foro - que los rusos pongan presión sobre Assad para que se detenga la masacre. El lunes próximo llega a Moscú el canciller sirio y sería la última oportunidad del Kremlin para cumplir con el pedido de los que asisten al evento.

Álvaro Alba

Aalba+bbg.gov

Historiador y periodista especializado en temas de Europa del Este y la ex Unión Soviética. Máster en Historia por la Universidad de Odesa, Ucrania. Ha publicado en ABC, Diario de Las Américas, El Nuevo Herald, entre otros. Actualmente trabaja en MartiNoticias.com. Autor de Castro y Stalin, almas gemelas (2002); En la pupila del Kremlin (2011) y Rusia: la herencia del estalinismo (2012). Es miembro de la Asociación para Estudios Eslavos y del Este de Europa (ASEEES) y de la Junta Asesora del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, en la Universidad de Miami.

Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.