sábado, septiembre 20, 2014, 2:00 pm

Opiniones / Blogs cubanos

¿Donde están las viandas, el arroz y los frijoles?

Hasta ahora no hay una explicación oficial de por qué estos agromercados estatales permanecen la mayor parte del tiempo con pocas mercancías o vacíos.

El ñame es una de las viandas vernáculas que prácticamente ha desaparecidode la mesa cubanaEl ñame es una de las viandas vernáculas que prácticamente ha desaparecidode la mesa cubana
x
El ñame es una de las viandas vernáculas que prácticamente ha desaparecidode la mesa cubana
El ñame es una de las viandas vernáculas que prácticamente ha desaparecidode la mesa cubana
Ya estamos en febrero y todavía los medios oficiales no han dado a conocer la producción agrícola del pasado año, ni el total de tierras destinadas a la producción de alimentos.

Hasta el momento lo único que se ha podido conocer ha sido gracias a las informaciones brinda por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

De acuerdo a esa información, la producción agrícola del pasado año se elevó a 6 960 700 toneladas. De 15 renglones, solo se cumplió en 7. Los restantes estuvieron por debajo del 95% de la meta fijada para el año.

Pero lo más preocupante es que del total de tierra cultivable con que cuenta el país, que sobrepasa los 4 millones de hectáreas, solo 1 201 000 hectáreas fueron reportadas como cultivadas. De ellas, las empresas del Estado sembraron 104 mil hectáreas; las restantes 1 080 000 hectáreas fueron cultivadas por cooperativistas, campesinos y usufructuarios de tierra.

Eso muestra hasta donde se ha retrocedido en la producción agrícola en estos últimos cinco años. Una serie de mecanismos burocráticos obstaculiza que los productores coloquen directamente sus cosechas en el mercado.

El descenso en la producción agrícola no fue solo en el año que terminó, sino que se arrastra desde hace mucho tiempo. El pasado año, el gobierno cubano tuvo que destinar cerca de 1 600 000 de dólares para importar muchos de estos alimentos que no se produjeron en el país debido al mal trabajo de la agricultura cubana.

Tanto en el año que terminó como en los precedentes, se da la paradoja de que los cooperativistas, campesinos y usufructuarios de tierra, a pesar de las infinitas trabas e incumplimientos de que fueron victimas por parte de las direcciones del Ministerio de Agricultura y las empresas estatales, lograron producir 5 836 7000 toneladas, mientras que las empresas agrícolas solo cosecharon1124 000 toneladas. Tales resultados indican que fue el sector privado y no el estatal el que garantizó las mayores entregas de productos del agro a la población

Tal como se comportan las ventas minoristas de los productos de la agricultura a la población y por los elevados precios con que se ofertaron en la red de mercados agropecuarios privados, que es donde más abundan, la primera interrogante que salta es si esto sucede por la limitada existencia de estos productos, pero de acuerdo a las cifras brindas por la ONEI acerca de lo producido el pasado año todo indica que no cuadra la lista con el billete y que en todo esto del acopio y comercialización hay gato encerrado.

La pregunta que se formulan muchos es que si la producción de arroz sobrepasó las 500 000 toneladas, la de frijol rondó las 69 000, la de plátano las 700 000, y la de viandas y tubérculos llegó a 2 900 000 toneladas, como es posible que el precio minorista de estos alimentos no haya dado la minima señal de bajar durante todo el año que terminó.

La situación resulta aún mas sospechosa porque las empresas agrícolas, los cooperativistas y campesinos no pueden comercializar directamente sus producciones en el mercado, sino que están obligados a vendérselas a las empresas de acopio y de comercialización de los ministerios de la Agricultura y Comercio Interior que son las encargadas de distribuirlos en la red minorista de los mercados agropecuarios estatales.

Pero inexplicablemente las mayores y más variadas ofertas de productos no se encuentran en estos agromercados del Estado, cuyos precios son más baratos. Hasta ahora no hay una explicación oficial de por qué estos agromercados estatales permanecen la mayor parte del tiempo con pocas mercancías o vacíos.

Las pocas o casi nulas ofertas durante todo el año 2012 en estos mercados agropecuarios estatales son una muestra de que no existe la voluntad por parte del gobierno de darle solución a este asunto en que la mayoría de la población es perjudicada.

Sin embargo, en toda la red de establecimiento de venta privada de productos del agro las ofertas son amplias y variadas. Nunca faltan las viandas, los frijoles, las hortalizas, los vegetales y las frutas, pero los precios distan mucho de las posibilidades adquisitivas de la mayoría de la población. Para adquirirlos se ven obligados a hacer un sacrificio, porque con los míseros salarios que devengan no le resulta fácil pagar los altos precios de los alimentos.

Tal situación deja al desnudo el fraudulento negocio de los funcionarios de los ministerios de Agricultura y de Comercio Interior, que en contubernio mafioso con intermediarios y revendedores desvían grandes partidas de los productos del agro que acopian hacia las redes de ventas privadas de estos productos.

Es precisamente en la red de ventas privadas donde está el dinero en abundancia. Por eso, no tienen ningún interés por los mercados agropecuarios estatales, debido a los bajos precios en que están obligados a vender las mercancías y que no les proporcionan las ganancias que ellos buscan. Si el pueblo come o no, ese no es su problema.

Publicado en Primavera Digital el 19 de febrero del 2013
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: jose acosta De:: usa
febrero 21, 2013 18:17
!!!Caramba Oscar!!!!...¿..tu no ves el Noticiero Nacional de TV de Cuba?....ahi estan