sábado, noviembre 01, 2014, 5:42 am

Opiniones / Juan Juan Almeida

El gobierno de Raúl Castro: un delito contra la salud pública

El gobierno le aplica altos impuestos a la importación de artículos de higiene y limpieza, que escasean, y su adquisición básicamente es en CUC.

El cólera se transmite por aguas o alimentos contaminados.
El cólera se transmite por aguas o alimentos contaminados.
Sin ser muy avezado en asuntos de medicina, y solo con un ligero saber,  leí que el cólera es una enfermedad infecciosa, a veces grave, producida por bacterias del género Vibrio. Se presenta como epidemia donde existen condiciones sanitarias deficientes, hacinamiento, guerra e inanición. Y, su alta mortalidad por deshidratación, se debe fundamentalmente a la tardanza de los pacientes en acudir a un centro asistencial, o por la falta de acceso a los servicios de salud.

Era una enfermedad erradicada en nuestra isla y, según datos extraídos del Centro de Información de Ciencias Médicas de la provincia Matanzas, antes de esta reaparición, el último paciente de cólera en Cuba fue Manuel Jiménez Fuentes, quien murió de este mal el 3 de agosto de 1882, cuando la isla todavía era colonia de España.

Sin embargo, hoy sobrepasan más de cuatro cifras las personas aquejadas con esta  infección gastrointestinal; y me asegura un amigo, bien informado, del ministerio de Salud, que la institución espera que esta epidemia afecte a más de 15 mil personas a lo largo y ancho del territorio nacional porque ya la enfermedad rebasó las fronteras de las provincias orientales, hoy se reportan casos en Camagüey, Santa Clara, Matanzas, La Habana y Pinar del Río.

Las autoridades sanitarias están elaborando medidas que aplican con visible urgencia, y se creó un sistema de vigilancia epidemiológica sobre enfermedades diarreicas agudas. Los llamados médicos internacionalistas, llegados de Haití, tienen experiencia en tratar pacientes con esta enfermedad. Pero esto no es una tarea que únicamente compete al ministerio de salud, debe incluir además a todas y cada una de las áreas del gobierno. Todos son responsables.

Es cierto que la ausencia de casos de cólera en la isla durante más de un siglo, lograron que la población mantenga una baja percepción de riesgo; amén de las terribles condiciones de insalubridad nacional.

La culpa, las abundantes lluvias y las altas temperaturas. En Cuba, siempre ha  llovido a cántaros, y el calor es geográfico; la verdadera causa es la falta de aseo, la ninguna concientización social, y la inaccesibilidad de la población a la información y a los medios para prevenir y mantener una buena higienización. Las epidemias están indisolublemente ligadas con – entre otros factores - el consumo de agua de mala calidad, contaminada, y el apilamiento de la población en barriadas que carecen de  infraestructura básica.

Lo infausto, y lo desvergonzado, es que el gobierno de Raúl Castro vuelve a optar por el silencio, la complicidad y el engaño.

¿Por qué manipular la opinión y mentir? ¿Por qué decir que se trabaja en la creación de una vacuna capaz de combatir la epidemia si las vacunas disponibles contra el cólera en el mundo, sólo confieren protección parcial, 50% o menos, y por un periodo de tiempo limitado (de tres a seis meses como máximo)? Esa es justo la razón por la cual no se recomienda la inmunización, porque ofrece un sentido falso de seguridad a los sujetos vacunados y, también, a las autoridades de salud.

La prevención de mayor efectividad ante una epidemia, está en la higiene personal y colectiva. Aun así el gobierno le aplica altos impuestos a la importación de artículos de higiene y limpieza, que escasean, y su adquisición básicamente es en CUC. Para mí, eso es lucrar con la salud del país; y en el código penal están bien tipificados los DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA.

Le recuerdo General; para quien no sabe dirigir, renunciar es una excelente opción.

Juan Juan Almeida

juanjal+yahoo.com

Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.
Blog La Voz del Morro
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: Agustin lopez
diciembre 03, 2012 12:20
ellos no van a dejar el poder por su voluntada tenemos que botarlos
Responder

por:: Juan Juan De:: Miami
diciembre 03, 2012 18:59
Sin dudas, amigo Agustin; pero quienes dirigen en la isla deben saber además, que en su desmedido apego al poder están cometiendo delitos por los que se les puede juzgar.
Gracias

por:: Kathy De:: Miami, Florida
diciembre 03, 2012 12:23
Hay un dicho muy cubano que dice: "Donde se come no se defeca"
Hoy en Cuba las fuentes de aguas estan muy cerca de las fosas septicas.
Antiguamente, en los campos, los campesinos seguian las normas sanitarias de abrir los posos de agua y las fosas de desechos con mas de 10 metros entre si.
Hoy, los posos siguen en el mismo lugar, pero a falta de proteccion ambiental, de respeto hacia los mayores y de espacio; el cubano ha puesto muchos corrales de puerco sin que medie la distancia entre la fuente de agua y los desechos de estos.
En la Habana, el cuidadano ha criado puercos en la banadera de su apartamento o en el pequeno balcon y los desechos los tiran en la calle a donde caigan o en bolsas plasticas que luego se revientan por los gases emanados de las mismas.
La basura no se recoje y las ratas y las cucarachas pululan en masas entrando a las reservas de agua de los propios edificios por aberturas no cuidadas.
Raul Castro y el comunismo son la amenaza; pero el cubano con sentido comun tambien escasea.

por:: jose acosta De:: usa
diciembre 03, 2012 19:24
Hermano Juan Juan...¿..neglicencia o incapacidad...that's the question?....Neglicencia quien sabe y no lo hace.....incapacidad quien no sabe y dice que sabe ....Mi reiterado Diagnostico......incapacidad.....Dice Ifa en Ogbe Di..."el que no sabe y no sabe que no sabe es peligroso...Escapate de el"....Palabra de Ifa...tu hermano Oluwo Ifaomi Babalawo....nos vemos en el tambor...