sábado, octubre 25, 2014, 12:16 am

Opiniones / Juan Juan Almeida

Las elecciones del 'click'

"No voy a hablar de candidatos ni de plataformas políticas. Seguí toda la campaña 2012, fascinado por el sorprendente alcance digital y viral que tuvo en las redes sociales."

Elecciones 2012 en Estados Unidos.Elecciones 2012 en Estados Unidos.
x
Elecciones 2012 en Estados Unidos.
Elecciones 2012 en Estados Unidos.
El pasado 6 de noviembre se efectuó  la votación para elegir al presidente de los Estados Unidos; el mundo estuvo pendiente al calendario de los debates y atento a la  extenuante contienda.

Como es natural, las elecciones estadounidenses despiertan siempre un interés especial que trasciende fronteras. Y como es lógico, atrapó igualmente mi atención, máxime que vengo algo predispuesto por los años que viví en un sistema de carencias éticas, tratado con aspirinas caducas, donde los propios dirigentes con la imperturbable mirada de poder arbitrio le llaman “participativo” y casi nadie participa.

Paradójico, es cierto; porque en Cuba no hay elecciones, la gente va a votar como zombis, así viven, por todo lo que ya ustedes conocen. Acá, en cambio, haciendo una sencilla comparación, todos los votos son iguales aunque cada votante es diferente. Es el ejercicio real de la igualdad y la diferencia.

Está demostrado, en ningún lugar de nuestro planeta el poder se entrega; siempre hay que luchar por él; pero en una democracia es un acto de respeto.

No voy a hablar de candidatos ni de plataformas políticas. Seguí toda la campaña   fascinado por el sorprendente alcance digital y viral que tuvo en las redes sociales. Faceboock, Twitter, Youtube  convirtieron la lidia en “Las elecciones del click”. Fue una increíble interacción entre la realidad offline y online.

Me pareció realmente genial que ambos candidatos usaran los infinitos recursos que hoy nos ofrece la web, reduciendo sustancialmente las diferencias económicas de sus muchos seguidores. Así pudieron dirigir mejor sus discursos políticos, como una forma contractual para cada segmento social.

Las minorías suman, las redes unen. Los Estados Unidos, más que un inmenso país, es todo un aquelarre estruendoso de diferentes culturas, idiomas y estilos de vida, donde el sentimiento nacional es prácticamente una fusión de pluralidad, diversidad, y libertad individual.

Por ello la segmentación social fue un recurso utilizado objetivamente, excelente para motivar personas concretas, ajustar a realidades sociales, territoriales y culturales; los diferentes slogans, anuncios y videos a difundir. El bracketing, la técnica de delegar en protagonistas secundarios el poder de manipular el mensaje del otro superponiendo el suyo, se convirtió en elemento central como elegante estrategia.

Mi primer encuentro con lo real maravilloso.

En algún momento el ciudadano estadounidense recibió en el discurso de su candidato un mensaje específico para él. Con sus propios códigos de vida, con sus temas de desvelo, y en lenguaje cotidiano.

Ese es el patrón que deberíamos tomar y desarrollar los cubanos para unirnos. Conectémonos con “el momento”; el pulso es cosa de abuelos, y la hostilidad es muy decadente. Entender y aceptar que el mundo giró y que en post de nuestra democracia, la suma de la diversidad, aunque no genera por sí sola la unidad, garantiza una mayoría.

Las recién finalizadas elecciones me dejaron un buen sabor, constatar el pluralismo.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.