viernes, octubre 24, 2014, 10:45 pm

El Mundo

EEUU advierte de gran amenaza para sus ciudadanos en Argelia

Se refirió a "amenazas creíbles del secuestro de ciudadanos occidentales"

Imagen cedida por la petrolera British Petroleum (BP) el 16 de enero de 2013 que muestra a la central de gas de Amenas, Argelia.
Imagen cedida por la petrolera British Petroleum (BP) el 16 de enero de 2013 que muestra a la central de gas de Amenas, Argelia.
Estados Unidos advirtió de una "gran amenaza" de terrorismo o secuestros en Argelia y autorizó a los familiares de funcionarios de la embajada estadounidense a abandonar el lugar, tras la mortal crisis de rehenes en una planta de gas.
     
"El 19 de enero de 2013, el Departamento de Estado autorizó la partida de Argel de miembros de la familias (de los funcionarios de la embajada) tras el ataque en la instalación de In Amenas BP Oil", dijo la oficina en una declaración.
     
El organismo se refirió a "amenazas creíbles del secuestro de ciudadanos occidentales" y dijo que, mientras que la sección consular permanecería abierta, la embajada en Argel tiene capacidad "limitada" para responder a emergencias.
     
"El Departamento de Estado insta a los ciudadanos estadounidenses que viajan a Argelia a evaluar cuidadosamente los riesgos para su seguridad personal. Hay una gran amenaza de terrorismo y secuestros en Argelia", agregó.
     
Cerca de dos docenas de rehenes fueron asesinados luego de que militantes tomaran una planta de gas en Argelia y demandaran un alto en la intervención militar de Francia en Malí, donde el gobierno lucha contra la insurgencia islamista.
     
El Ejército argelino respondió rápidamente, matando a 32 secuestradores en un enfrentamiento de 72 horas con el grupo llamado "Signatarios por la Sangre", liberando a 685 trabajadores argelinos y 107 extranjeros, según el Ministerio del Interior.
     
Estados Unidos y otras naciones de Occidente han experimentado creciente preocupación en los últimos años por el aumento de la militancia islamista en la vasta y empobrecida región del Sahel, en el norte de África.

Tras la liberación, ayer, sábado, por fuerzas especiales del ejército argelino de la planta de gas de In Amenas, hoy persiste la confusión sobre la suerte de muchos de los rehenes que permanecieron en manos del grupo salafista que asaltó dicha instalación el 16 de enero.
     
El canal argelino de televisión Ennahar informó del hallazgo hoy de 25 cadáveres sin identificar en la planta de gas, situada en el sureste de Argelia, junto a la frontera con Libia.
     
El hallazgo, que no ha sido confirmado por fuentes oficiales, elevaría de forma cuantiosa el número de víctimas mortales, que tras la cruenta operación de rescate el ministerio de Interior argelino cifró el sábado en 23 rehenes y 32 terroristas.
     
El ministro argelino de Comunicación, Mohamed Said, ya advirtió esta mañana a través de la radio nacional que esas cifras podrían no ser definitivas y aumentar en las próximas horas, a medida que avancen las investigaciones.
     
En este sentido, insistió en que las labores de búsqueda y rescate se prolongarán durante horas en la planta, cuyos asaltantes exigían el fin de la intervención militar extranjera -especialmente francesa- en el vecino Mali, donde tres grupos salafistas avanzan desde el norte, zona de la que se apoderaron en junio de 2012.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa