Enlaces de accesibilidad

"Mamá me fui a luchar por Venezuela, si no regreso, me fui con ella"


Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana sostienen a un joven herido hoy, jueves 20 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela)

Los jóvenes han jugado un papel crucial en las protestas de Venezuela.

Corría la primera semana del mes de febrero de 2014. En Venezuela surgían las primeras manifestaciones en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Especialmente los jóvenes, estaban ansiosos de salir a las calles a protestar por la falta de alimentos, medicinas, el hampa desbordada y la falta de libertades.Ya en enero habían ocurrido dos muertes: la del estudiante Héctor Moreno, de la Universidad de los Andes en Mérida y el asesinato de la actriz y ex-reina de belleza Mónica Spear, en Puerto Cabello, siendo este último fallecimiento el reflejo de la grave inseguridad en la que estaba sumergido el país.

Jóvenes posan con el cartel "Mamá me fui a luchar por Venezuela"

Jóvenes posan con el cartel "Mamá me fui a luchar por Venezuela"

Entre los preparativos a las marchas de febrero resaltaba una pancarta que presagiaba el peligro, pero que sin embargo mostraba la resuelta determinación de los jóvenes que la sostenían y posaban en una foto: que decía: “Mamá me fui a luchar por Venezuela. Si no regreso, me fui con ella.”

El grupo sabía que se enfrentaba a un régimen sanguinario, de ahí el presagio estampado en el lienzo. Pero, pocos podían presentir la brutal represión de Nicolás Maduro, quien ordenaría asesinar, encarcelar a los principales opositores y ahogar todo atisbo de democracia en la nación bolivariana.

Varios líderes venezolanos fueron acusados de complotar contra el gobierno, entre ellos Leopoldo López.

Muchos de estos jóvenes fueron secuestrados en las protestas del 12 de febrero por las hordas de los colectivos de la muerte. En las manifestaciones hubo un saldo trágico de 43 muertos y más de 800 heridos.​

Muere otra reina de la belleza

Génesis Carmona fue trasladada a un hospital a bordo de una motocicleta para que fuera atendida de emergencia; las fotos del suceso circulan en las redes sociales.

Génesis Carmona fue trasladada a un hospital a bordo de una motocicleta para que fuera atendida de emergencia; las fotos del suceso circulan en las redes sociales.

Génesis Carmona, otra reina de belleza de Venezuela, fue muerta por un balazo disparado a su cabeza por un miembro de un colectivo, en medio de las protestas del mes de febrero de 2014 en Valencia, estado Carabobo.

La joven murió en una motocicleta que la llevaba al hospital.

Sus acongojados familiares indicaron que Génesis preparaba un pronto viaje a Estados Unidos, "porque su madre tenía mucho temor a la violencia y la quería a salvo. Pero ella antes de irse, quería luchar por su país. No tenía miedo, estaba feliz, con su pancarta...".

Vista de un hombre herido durante una manifestación el lunes 10 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela).

Vista de un hombre herido durante una manifestación el lunes 10 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela).

Paralelos

Las marchas de 2017 se han caracterizado por la misma determinación de los jóvenes de aportar su lucha por Venezuela. Pero nueve de ellos ya han pagado el precio con sus vidas: Carlos José Moreno, ​Paola Ramírez (perseguida, acorralada y asesinada por un grupo de los Colectivos de la Muerte).

La joven se encontraba en la Plaza Las Palomas de San Cristóbal, estado Táchira, para unirse a una marcha opositora, cuando fue abordada por un grupo de motociclistas que primero la rodearon y trataron de robarle sus pertenencias y luego la persiguieron hasta matarla.

Mientras era perseguida, la joven llamaba por su celular desesperadamente a su padre y le alcanzó a decir que "colectivos chavistas" la estaban atacando, según reveló la ex parlamentaria María Corina Machado, quien conversó con la familia.

El asesinato de Paola Ramírez Gómez, de 23 años, quedó registrado en al menos dos videos que muestran cómo operan los colectivos de la muerte, que acabaron con su vida.

Más víctimas

Con los asesinatos de Carlos Moreno y Paola Ramírez , aumentó a nueve el número de manifestantes caídos por la violencia de las fuerzas armadas, los paramilitares y los colectivos simpatizantes de Maduro.

El número de víctimas en Venezuela sigue en aumento mientras el régimen de Nicolás Maduro recrudece las brutales represiones.

Jairo Ortiz, joven universitario venezolano fallecido por un disparo en una manifestación la noche del 6 de abril de 2017. FOTO Tomada de las Redes sociales.

Jairo Ortiz, joven universitario venezolano fallecido por un disparo en una manifestación la noche del 6 de abril de 2017. FOTO Tomada de las Redes sociales.

Jairo Ortiz Bustamante

La noche del pasado 6 de abril, sobre el cierre de una jornada de protestas, este joven de 19 años falleció a causa de una herida de bala a la altura del tórax.

Jairo recibió el impacto de bala cuando efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana llegaron a disolver un bloqueo de vía por parte de manifestantes en la urbanización de Montaña Alta, estado Miranda.

Cuatro días más tarde, el 10 de abril, murió Daniel Alejandro Queliz Araca, estudiante de 19 años, que asistía a la Universidad Arturo Michelena (UAM).

Un disparo proveniente de un agente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impactó en el cuello de Daniel, mientras protestaba contra el régimen chavista en Bella Florida, Valencia.

El joven Miguel Antonio Colmenares ​ recibió once disparos durante las protestas del 11 de abril en Lara. Los testigos que presenciaron el asesinato, acusaron a los colectivos chavistas de haber llevado a cabo el ataque.

Otro de las caídos por los violentos colectivos fue el pequeño Bryan Principal, de apenas 14 años, quien también fue herido de bala durante las protestas del 11 de abril en el estado de Lara.

El niño se trasladaba a comprar unas empanadas cuando fue interceptado por los proyectiles.

Gruseny Antonio Canelón, murió durante las protestas en el estado de Lara al recibir un disparo por parte de la GNB. Luchó por su vida durante un par de horas, pero finalmente falleció en el hospital de Barquisimeto.

Nicolás Maduro anunció que se abrirá una causa contra el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, por acusar al régimen de la muerte de Paola Ramírez en Táchira.

Afirmó que el asesino de la joven de 23 años es un militante antichavista, pese a que testigos y videos muestran que fueron tres integrantes de los Colectivos de la Muerte.

Con un enorme cinismo el mandatario sostiene que el asesino de Paola Ramírez es un militante del movimiento político "Vente Venezuela".

Envueltos en una lucha sin cuartel, los jóvenes siguen exponiendo sus vidas tal como lo prometieron en el inicio de las protestas en febrero de 2014.

Se enfrentan a la impunidad sin medida de los colectivos y otras fuerzas al servicio del gobierno de Nicolás Maduro, dispuestos a asesinar a todo aquel que se les ponga por delante.

(Con fotos y datos de La Patilla e Infobae)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG