Enlaces de accesibilidad

Disminuye inmigración ilegal en EEUU

  • Agencias

Repatriación de mexicanos ilegales

Repatriación de mexicanos ilegales

Menos trabajadores mexicanos ingresan en la actualidad a Estados Unidos, mientras que muchos de los inmigrantes en el país optan por regresar a su tierra natal

Después de más de una década de incrementos en la cifra de inmigrantes ilegales en Estados Unidos, hay una caída clara y sostenida, según los nuevos datos del censo divulgados el jueves.

El número de inmigrantes sin autorización para residir en Estados Unidos bajó de un pico de unos 12 millones en 2007 a unos 11,1 millones el año pasado, reflejo de una disminución general de la inmigración de latinos. Por primera vez desde 1910, los inmigrantes asiáticos superaron a los hispanos, señala el reporta de la agencia Prensa Asociada.

De acuerdo con los demógrafos, es improbable que la inmigración ilegal de hispanos -80% de toda la inmigración sin autorización proviene de Latinoamérica- se acerque de nuevo a su pico de mediados de la década del 2000, debido en parte a la debilitada economía estadounidense y una aplicación más dura de las leyes, pero también al envejecimiento de la población mexicana.

Jeffrey Passel, demógrafo del Centro de Investigación Pew y ex funcionario de la Oficina del Censo, dijo que las políticas de inmigración de Estados Unidos tendrán un impacto significativo para determinar la futura fuerza de trabajo de Estados Unidos, que se prevé se contraiga para 2030.

La envejecida generación de la posguerra, muchos de cuyos miembros laboran en funciones especializadas o de gestión, está empezando a jubilarse. Por otra parte, la inmigración mexicana, que ha ayudado a satisfacer las necesidades de la agricultura, la atención de salud en los hogares y otros trabajos de bajos salarios en el país, se ha estabilizado.

"La inmigración es una forma de aumentar el número de trabajadores en la población", señaló, pero es probable que la próxima ola de inmigrantes venga de algún lugar distinto a México. "No vamos a ver un regreso a los niveles de inmigración mexicana no autorizada de hace una década".

Menos trabajadores mexicanos ingresan en la actualidad a Estados Unidos, mientras que muchos de los inmigrantes en el país optan por regresar a su tierra natal, lo que ha dado como resultado un saldo cero en el flujo migratorio desde México.

Al desglosar las cifras por geografía y raza, aproximadamente la mitad de todos los estados el año pasado tuvieron descensos, o ningún cambio, en su número de hispanos nacidos en el extranjero, incluyendo grandes estados con tradición inmigrante, como California y Nueva York, así como las zonas que atraviesan dificultades económicas en Arizona, Georgia y Carolina del Norte, que anteriormente habían visto un aumento.

Los nacimientos de madres inmigrantes también están en declive, lo que llevó la tasa total de natalidad de Estados Unidos a sus niveles más bajos desde 1920.

Los datos muestran que 11,1 millones, o 28%, de la población nacida en el extranjero que vive ahora en Estados Unidos carece de la debida documentación migratoria, una cifra que prácticamente no ha variado desde el año 2009 y está más o menos en el mismo nivel de 2005. Otros 12,2 millones de personas nacidas en el extranjero, 31%, son residentes permanentes con autorización legal y tarjetas de residencia, la llamada "green card". Y 15,1 millones, o 37%, son ciudadanos estadounidenses naturalizados.

Al desglosar las cifras por geografía y raza, aproximadamente la mitad de todos los estados el año pasado tuvieron descensos, o ningún cambio, en su número de hispanos nacidos en el extranjero, incluyendo grandes estados con tradición inmigrante, como California y Nueva York, así como las zonas que atraviesan dificultades económicas en Arizona, Georgia y Carolina del Norte, que anteriormente habían visto un aumento.

El cambio en los flujos migratorios puede tener un impacto en la futura composición racial y étnica de Estados Unidos, al aplazar el cálculo oficial del gobierno del momento en que los blancos no latinos dejarán de ser mayoría en el país.

La Oficina del Censo informó por primera vez en 2008 que los niños blancos se convertirían en una minoría en 2023 y la población blanca en general seguiría en 2042, pero la agencia ha sugerido desde entonces que esos puntos de inflexión podrían ocurrir más tarde, debido a una desaceleración de la inmigración mayoritariamente hispana. Nuevas proyecciones del censo se darán a conocer la próxima semana.
XS
SM
MD
LG