Enlaces de accesibilidad

Experimento de jazz para acercar a EE.UU. y Cuba


La banda “Noventa Millas” mezcla el jazz clásico con el toque rítmico de la música de improvisación cubana.

La banda “Noventa Millas” mezcla el jazz clásico con el toque rítmico de la música de improvisación cubana.

La banda cooperativa de músicos cubanos y estadounidenses nombrada “Noventa Millas” tocará la semana próxima en Mondavi, el centro de artes escénicas de la Universidad de California.

La creación de una banda cooperativa con varios músicos de alto quilate, su intención de promover la distensión política y explorar fructíferamente las mezclas musicales que desde siempre han sido parte del jazz forman parte de la historia de “Noventa Millas”, dice el periódico de california Sacramento Bee.

El diario publica este viernes una reseña sobre esta banda a propósito de su actuación la semana entrante en el centro de artes escénicas Mondavi, de la Universidad de California.

Según la publicación, la banda representa la distancia que separa el extremo sur de la Florida del punto más al norte de Cuba, y “simboliza tanto la división física como filosófica (entre ambos países) que tanto artistas como políticos tratan continuamente de acercar”.

La reseña recuerda que el álbum “Noventa Millas” fue grabado en Miami y La Habana, donde el proyecto se integró por primera vez en 2010, bajo la iniciativa del vicepresidente del grupo Concord Music, John Burk.

“(A Burk) le tomó un año hacer todo el papeleo de manera que tres músicos, el virtuoso del vibráfono y la marimba Stefon Harris; el saxofonista tenor David Sánchez, y el trompetista Christian Scott pudieran viajar de Nueva York a La Habana”, dice.

Una vez allí, agrega, los tres estuvieron una semana ensayando y grabando con los pianistas Rember Duharte y Harold López-Nussa, para crear “una versión densa, angular y modernista del jazz”.

Tras puntualizar que el puertorriqueño Sánchez estuvo muy cerca de Dizzy Gillespie, y que Harris grabó piezas compuestas por Duke Ellington, el Sacramento Bee subraya que “el sonido de ´Noventa Millas´ es la mezcla del jazz clásico con el toque rítmico de la música de improvisación cubana”.

Refiriéndose al documental que se hizo sobre el viaje a La Habana, el diario reproduce lo que dijo Harris del proyecto: “Los humanos son más grandes que la cultura. Una vez que se trasciende la superficie de ésta, en realidad todos somos lo mismo. Poder ir a un país como Cuba y verlo en su actual estado en el que las cosas se están desarrollando poco a poco es algo realmente especial”.

El Sacramento dice que para esta ocasión el trompetista Scott ha sido reemplazado por Nicholas Payton, y con la banda tocarán también el pianista venezolano Edward Simon y el percusionista puertorriqueño Henry Cole.

Si “Noventa Millas” puede descongelar las relaciones entre Cuba y EE.UU. está por ver-concluye el periódico--, pero la banda definitivamente atraerá a cualquiera que esté interesado en el irresistible progreso del jazz.
XS
SM
MD
LG