Enlaces de accesibilidad

logo-print

Político: tema cubano sería prioridad en Congreso


El cambio de política de viajes en la isla obligaría a revisar en el Congreso la Ley de Ajuste cubano, dice la publicación.

El cambio de política de viajes en la isla obligaría a revisar en el Congreso la Ley de Ajuste cubano, dice la publicación.

La publicación señala que el polémico levantamiento del embargo podría ocupar en EE.UU. un primer plano de interés luego del anunciado cambio por Cuba de su política de viajes.

El tema de Cuba podría ocupar pronto el centro de la atención en Washington y esa sería la oportunidad para que el embargo sea puesto seriamente sobre la mesa de discusiones por primera vez en más de 50 años, dice la publicación estadounidense Político citando la opinión de expertos.

Político menciona el hecho de que en octubre el gobierno de La Habana anunció que a partir de mediados de enero dará permiso a los cubanos a viajar fuera de la isla, y contrasta el hecho con la denominada Ley de Ajuste cubano vigente desde 1966 y que otorga automáticamente asilo como refugiado a todo cubano que llegue a EE.UU.

“Ahora que los viajes a EE.UU. se han legalizado, algunos en el Congreso, incluido el saliente congresista republicano por Florida David Rivera, un ferviente partidario del embargo, están hablando de revisar a la carrera la ley antes de que la nueva disposición de Cuba entre en efecto el mes próximo y miles de cubanos empiecen a descender de los aviones”, dice el periódico.

Aunque según la publicación aún hay cubanos de “línea dura” en EE.UU. que defienden la continuidad del embargo, la población cubanoamericana actual es más diversa y cuando regularmente votaba en proporción de 4-1 por los republicanos, más devotos de las sanciones a Cuba, esta vez la mitad votó por el presidente demócrata Barack Obama.

Según Político, sin el embargo, tanto la isla como EE.UU. se beneficiarían. “Los turistas estadounidenses probablemente en mayoría vayan a Cuba—dice—, a comprar tabacos, quedarse en hoteles en la playa, a gastar dinero en la economía cubana. Y los empresarios estadounidenses hallarían un nuevo y deseoso mercado para productos más allá de las medicinas y alimentos que hasta ahora están autorizados a vender”.

Ante el argumento de expertos como Ted Piccone, de la Institución Brookings, quien dijo que “Cuba ahora ya no importa más”, y que “no hay incentivo político para cambiar la política” con la isla, la publicación opina que “EE.UU. no impone embargos similares a otros Estados autoritarios” a pesar de que representan una provocación mayor.

Político pone como ejemplo el caso de Venezuela, con el que “a pesar de las tensiones políticas”, el propio Departamento de Estado ha declarado, dice, que “EE.UU. sigue siendo el socio comercial más importante (de la nación suramericana). En 2011, el comercio bilateral alcanzó $55 mil 600 millones de dólares”.

Con todo, admite que una reciente encuesta hecha por la Universidad Internacional de Florida mostró que el 50 por ciento de los cubanoamericanos siguen apoyando el embargo “Eso a pesar de que el 80 por ciento cree que el embargo no ha funcionado muy bien o no lo ha hecho en absoluto”, agrega

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG