Enlaces de accesibilidad

El Cardenal Ortega preocupado por futuro de relaciones entre EEUU y Cuba


El cardenal Jaime Ortega.

Ortega se siente más cómodo cuando conversa sobre las reformas recientes que han facilitado a los cubanos abrir pequeños negocios o tener acceso a Internet, que sobre los derechos humanos en la isla, asegura el periódico The Irish Times.

El cardenal cubano, Jaime Ortega Alamino, expresó su preocupación sobre el futuro de las renovadas relaciones entre Cuba y Estados Unidos, bajo la nueva administración del Presidente Donald Trump.

“Ahora tenemos relaciones diplomáticas y un diálogo en marcha, quizás uno de los mayores resultados de la política del presidente Obama”, dijo Ortega. “¿Pero será diferente en el futuro”? “No lo sabemos”, agregó el Cardenal durante una entrevista publicada en el diario The Irish Times.

Ortega de vez en cuando expresó su decepción por el ritmo de apertura de Cuba, indicó el periodista Ruadhán Mac Cormaic, pero cuando mencionó las críticas de la disidencia interna y de cubanos en el exilio que opinan que el entonces Arzobispo de La Habana debió abogar por el respeto de los derechos civiles y humanos, el cardenal apuntó a su libreta de notas con el dedo para indicar que no quería hablar sobre el tema.

El periodista señaló que Ortega se siente más cómodo cuando conversa sobre las reformas recientes que han facilitado a los cubanos abrir pequeños negocios o tener acceso a Internet.

“Es una buena oportunidad para los cubanos. Ellos necesitan este espacio, la posibilidad de hacer algo por ellos mismos y eso ha cambiado la sociedad”, dijo Ortega.

El Papa Francisco aceptó la renuncia de Ortega como Arzobispo de La Habana en abril de 2016, cinco años después de haber presentado su renuncia, al cumplir 75 años, como establece el Derecho Canónico.

Ortega fue confirmado en el cargo más allá de esa fecha y durante ese período sirvió de facilitador a la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, como mensajero del Papa Francisco para el diálogo secreto sostenido entre ambos gobiernos.

The Irish Times destaca que como Arzobispo de La Habana, Ortega consagró a cinco obispos y ordenó 43 sacerdotes. Logró la renovación de varios templos, la fundación de varias obras caritativas y misioneras e imprimió un dinámico impulso en las parroquias de la Arquidiócesis.

Preguntado sobre su experiencia en los campos de trabajo forzado de las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), a los que fue enviado por el gobierno en 1966, el cardenal dijo que no siente ninguna “amargura” sobre esa etapa de su vida sacerdotal.

“No”, respondió Ortega tras una larga pausa. “Ese fue un gran error de la revolución que hizo sufrir a mucha gente. Pero de acuerdo con mi sicología personal y mi fe cristiana, no siento ira. Tenemos que considerar cada período de nuestra vida en el contexto de tiempo en que lo vivimos, y en el contexto de nuestra historia personal”, subrayó.

(Con información de The Irish Times)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG