Enlaces de accesibilidad

logo-print

Servicios privados en Cuba desplazan a los estatales


Cafetería de cuentapropistas en Cuba

Cafetería de cuentapropistas en Cuba

Los esfuerzos del gobierno de Raúl Castro para reducir las nóminas estatales e impulsar el empleo en el sector privado rindieron frutos desiguales en 2012, al cuadruplicar el incremento de la esfera privada el monto de los recortes en el sector público.

Este incremento en el sector privado se debe a la necesidad impuesta en tiempos de crisis, pero también a las fórmulas de éxito implementadas por estos emprendedores casi por instinto. Los entrevistados en el siguiente reportaje de TV Martí, desde la isla revelan como sus cartas de triunfo la cortesía con los clientes, la creatividad, una buena higiene y la elaboración de productos con calidad.

Aunque en Cuba esta práctica es relativamente nueva, los dueños de los negocios privados se las ingenian para salir adelante, mientras que los establecimientos estatales continúan marcados por la ineficiencia, pues la escasez de recursos y los bajos salarios opacan la motivación de quienes dirigen las ventas.

La agencia Reuters informó recientemente que el ministro de Economía de la isla, Adel Izquierdo, reportó a la Asamblea Nacional de Cuba en su segunda sesión del año que el empleo en el sector "no estatal" aumentó 23 por ciento, mientras que las plantillas estatales se redujeron en 5,7 por ciento.

El número de trabajadores del sector privado se elevó a cerca de 1 millón 100 mil personas, el doble que hace dos años. En este sector, que el gobierno llama "no estatal", la mayoría son agricultores (610.000), y el resto lo componen los propietarios y empleados de pequeños negocios por cuenta propia, y trabajadores individuales autónomos como carpinteros, costureras, fotógrafos y taxistas.

Por su parte, el diario oficialista Juventud Rebelde informó que hasta finales del 2012 había 398.447 cubanos ejerciendo el trabajo por cuenta propia, de los cuales sólo el 17 por ciento (unos 68.000) procedía del sector estatal, mientras que 68 por ciento declaró no tener vínculo laboral anterior y 15 por ciento eran jubilados.

El sector “no estatal” lo componen además los integrantes de cooperativas privadas no agrícolas, comenzando por unas 200 en actividades que van desde la gastronomía hasta la cría de camarones o la producción de materiales de construcción.

XS
SM
MD
LG